29 ene. 2012

Final de chicos

No pudo ser. Los ánimos y las ganas estaban, pero en el deporte sólo hay una regla sagrada: unas veces se gana y otras se pierde. Nuevamente la cara de la competición se la llevó el ruso Evgeny Plyushenko, quién ya ha demostrado que los “retornos” le van bien. Hoy poco se le puede reprochar, como ya he dicho varias veces por aquí esta semana, las notas no son cosa suya… él sale al hielo y hace su trabajo, la diferencia de puntos, depende de los señores que están sentados con el poder en las manos, y hoy, lo admito, ha sido un digno y gran ganador. Puede que el programa guste más o menos (yo personalmente creo que en programa corto, no se mereció esa nota, sobre todo la parte técnica), pero esto va así, y quien no quiera verlo poco ha visto este deporte. Mi más sincera enhorabuena, el “zar” ha vuelto (si es que se ha llegado a marchar alguna vez), y por lo que ha dicho al terminar, Sochi es su meta, así que la temporada que viene parece seguro verle durante el Grand Prix. Ahora debe operarse del menisco, si estará en Niza o no, es un misterio (aunque todo apunta a la segunda opción).



Como ya digo, el deporte no siempre sonríe, hoy todas nuestras esperanzas caían sobre un chico de 20 años (que quizás con demasiada presión) ha salido al hielo a hacer lo que mejor sabe… pero el patinaje a veces te da una cara, y otras te da la contraria. Aquí no hay 90 minutos, ni un partido de ida y vuelta para conseguir algo, aquí el todo o nada te lo juegas en 4’30 y hoy no era el día. Tras abrir con el 4 Toe Loop, a Javier Fernandez se le atragantaba su mejor salto, el 3 Axel, y a partir de ahí el programa fue perdiendo fuelle, los errores se acumulaban y los puntos se perdían sin remedio en cada elemento. Al final, 6ª posición para un claro aspirante al podium, que debe tomarse este pequeño tropiezo como una lección de aprendizaje, quizás la más importante….que pase lo que pase, y hagan lo que hagan los demás, has de salir al hielo y hacer tu programa, el resto, no es cosa tuya. Ojalá y perder esta oportunidad nos enseñe a todos, que las victorias se celebran, pero de los errores es de donde más se aprende. Suerte para el mundial, Javi. Otra competición, otro mundo… seguro que allí hay más suerte.





Quizás lo más emotivo de la tarde no fue el 6º puesto de Javi, ni la victoria de un Plushenko que nuevamente ha levantado un pabellón y ha sonreído como nunca. Tampoco lo ha sido el segundo puesto de Arthur Gachinsky, ni la remontada de un Florent Amodio, que ha salido a por todas y pese al error inicial, ha sabido rehacerse a sí mismo y subir al tercer escalón del podium. Sin duda alguna, lo más emotivo y triste a la vez, fue ver como se va uno de esos patinadores que te llenan de amabilidad, deportividad y saber estar en cada competición. Hoy era la última competición de todo un veterano que ha sabido plantar cara al tiempo y las lesiones, el belga Kevin Van der Perren decía adiós a la competición, y para nada ha sido de una forma justa. Ya lo vimos el jueves en el entrenamiento, Kevin (especialista, y reconocido por sus saltos, especialmente sus combinaciones 4+3+3), se cayó en uno de los saltos e inmediatamente se fue a la vaya con su entrenadora con muchos gestos de dolor. La lesión parecía seria, pero todos teníamos la esperanza de poderle ver competir. Al final, la lesión de su mano derecha no se lo ha permitido, pero como era de esperar, no ha dejado ver el “WD” en el panel hasta justo su turno de salir al hielo. Se ha puesto el traje, los patines, ha salido a la pista y con cara de tristeza, se ha ganado una ovación más que merecida. Una pena terminar así, ojala y por alguna razón se lo replantee y acuda a Niza, para despedirse como él se merece. Si no es así, gracias Kevin, por todos los años y grandes momentos que nos has dado, dentro y fuera del hielo.





Turno ahora de las chicas, esto se acaba…. Cruzamos los dedos por Sonia Lafuente, buscará el TOP 10, y estaremos aquí para verlo.



Adios!!!

No hay comentarios: