11 dic. 2011

Final masculina del Grand Prix


Sintiéndolo mucho por los seguidores del fútbol, por los “Ronaldos”, “Mesis”, “Guardiolas” o “Mourihos” del mundo, ayer por la noche, mientras millones de personas centraban sus ojos en el Santiago Bernabéu de Madrid, en uno de esos “partidos del siglo” que tanto se repiten cada temporada, otros muchos, también nos pusimos delante del televisor, también gritamos, saltamos, nos emocionamos y sonreímos, otros muchos, con un distinto terreno de juego por fondo, disfrutamos con el deporte y con el saber de estar frente al comienzo de una gran historia. Ayer por la noche, los que amamos este deporte, también tuvimos nuestro partido del siglo, vimos lo que creímos que nunca veríamos, y sentimos más que nunca, que este momento volverá a repetirse.

Desde ayer por la noche, también los aficionados al patinaje artístico (españoles y de medio mundo) podremos decir que ayer también vimos un partido del que sentirnos igualmente orgullosos.

Con el primer puesto casi inalcanzable para cualquiera de los competidores restantes (puesto que muy mal tenía que hacerlo Patrick Chan para bajarlo del primer escalón), la batalla comenzaría mucho antes de lo esperado cuando el ex- campeón del mundo, Daisuke Takahashi, tiró de veteranía y de garra para ponérselo difícil al resto de competidores tras realizar un programa (el segundo mejor de la noche) por el que obtuvo un total de 172,63 puntos.

El japonés comenzó su ejercicio con un 4 Toe-Loop que casi acaba en el suelo (por el que obtuvo una deducción de -2.75 puntos), pero a partir de ahí el resto del programa fue en aumento. 3 Axel para continuar, seguido del 3 Salchow, piruetas (nivel 2 y 4) y la secuencia de pasos (nivel 4) fue la primera mitad de su programa. Para la segunda mitad, las combinaciones 3 Axel-3 Toe Loop (por la que recibió 15,43 puntos), 3Flip-2 Toe Loop y el 3 Flip para terminar, cerraban junto a la última secuencia de pasos coreográfica y la combinación de piruetas nivel 4 un ejercicio que haría cuando menos, pensárselo al resto.

El siguiente en salir era el segundo japonés, Yuzuru Hanyu, otro de esos patinadores revelación que parecen llamar a la puerta con más fuerza que el resto. Comenzaba su programa con unos acordes que me hicieron recordar por primera vez en el fin de semana, a un francés que no parece estar en su mejor momento. La música de Apocalíptica ponía en jaque al pabellón con un 4Toe Loop como comienzo de programa, después el 3 Axel y un programa al que pocos “peros” se le pueden poner, Hanyu obtuvo no sólo 166,49 puntos en su primera actuación en la Final del Grand Prix, sino también un papeleta muy grande de cara a los nacionales japoneses, donde puede que más de un veterano, se vea superado por este recién llegado.

Llegaba el turno de Javier Fernández, otro debutante en la Final a la que sólo llegan los mejores, y desde nuestras casas sólo podíamos cruzar los dedos y esperar sin respirar durante los próximos 4 minutos y medio. El principio de infarto, como siempre (nos está mal acostumbrando), un espectacular 4 Toe-Loop ponía al público a vibrar en sus sillas (pese a estar en la casa del enemigo), pero ahí no quedaba todo,  seguido al primer quad, y con una facilidad pasmosa, Javier realizaba su segundo salto, otro increíble 4 Salchow (ambos bonificados  por su gran calidad de ejecución). El resto del programa tocó lucharlo, y de qué modo. No sabíamos si eran los nervios, la presión, o que sencillamente, ayer no era el día de hacerlo perfecto. Pero el deporte es así, y a veces, también hay que jugar con los factores que están más allá de tu alcance. Tras titubear en varias recepciones, Fernández sólo tenía que seguir concentrado, afrontar el programa paso a paso, elemento a elemento y no dejar escapar ni una sola décima. Y así lo hizo, lucho las piruetas y las secuencias de pasos, y consiguió la ovación de un público que ya se muestra rendido a sus pies, pese a portar banderas de Canadá. Obtuvo 166,29 puntos, el trabajo estaba hecho, y ahora sólo faltaba esperar.

El estadounidense Jeremy Abbott, era el único que podía sacar a Javi del pódium, pero pese a tener una preciosidad de programa, los nervios le traicionaron y no pudo mantener la segunda posición que defendía del día anterior, y tras dos caídas en el 3 Axel y el 3 Lutz, sólo pudo conformarse con ser 5º, con un total de 156,16 puntos.

La medalla, ya era una realidad, Javier Fernández estaba en el pódium de la Final del Grand Prix, y el sueño de ver nuestra bandera ahí, entre las más grandes, se convirtió en real.

Cerró la final el canadiense Patrick Chan. Que me perdone esta vez, patina como los ángeles, aunque ayer tampoco fue perfecto. Fuera del hielo es un chico simpatiquísimo y mirarlo patinar es pura magia. Obtuvo la mejor nota de la noche, 173,67 (hoy no entraré a valorar su nota, mucho le ayudó la obtenida, un tanto de manera injusta, en el programa corto), pero es que  ayer era el día de Javi, y nosotros necesitábamos decir más que nunca….ahora sí…FELICIDADES, CAMPEÓN!!!)

 CLASIFICACIÓN FINAL:
1   Patrick CHAN CAN 260.30 puntos
2   Daisuke TAKAHASHI JPN 249.12 puntos
3   Javier FERNANDEZ ESP 247.55 puntos
4   Yuzuru HANYU JPN 245.82 puntos
5   Jeremy ABBOTT USA 238.82 puntos
6   Michal BREZINA CZE 218.98 puntos

Protocolos del LP:



Daisuke Takahashi:




Javier Fernández:





Entrega de medallas: