14 jul. 2010

Entrevista del Absolute Skating con Antonio Najarro : "cada patinador es un mundo diferente"


Aquí os dejo una entrevista que Reut Golinskyha realizado para Absolute Skating, al bailarín español Antonio Najarro:

Él es uno de los representantes más prominentes de baile español y Flamenco, tanto en España como en el extranjero. Para el mundo de patinaje él es el coreógrafo de la danza original del oro olímpico de Marina Anissina y Gwendal Peizerat en 2002. Y para mí, él es primer coreógrafo que provocó mi interés en el patinaje artístico, me obligó a ir a la Russia Cup en 2007 para mirar este programa realizado en vivo, y me trajo a donde estoy hoy; los viajes por todo el mundo y escribiendo sobre patinaje artístico.


Antonio Najarro presentó su espectáculo "Jazz Flamenco " durante el festival "MadriDance" en junio en Tel-Aviv. Huelga decir que yo estaba interesado en aprender de su trabajo “fuera del hielo" y fuí absolutamente hipnotizado por lo que vi. También usé esta oportunidad para encontrarme a Antonio y dirigirme a él para preguntar sobre sus proyectos recientes con patinadores de élite, y otros temas relacionados con el patinaje. Su conocimiento y entendimiento del patinaje eran asombrosos de ver, y su pasión y preocupación por su desarrollo eran más grandes de lo que esperé de una persona que no lleva patines y cuyo principal campo del interés es bastante lejano del hielo...


Antonio, una de las noticias más grandes esta temporada baja es su trabajo con Jeremy Abbott y Brian Joubert. ¿Cómo comenzó esto?

Ellos me llamaron. He trabajado con patinadores desde 2002 (Anissina/Peizerat). Desde entonces los patinadores han estado muy interesados en mi trabajo, que tiene un acercamiento diferente: intento tratar a los patinadores como verdaderos bailarines. Trabajo con ellos mucho en un estudio, lejos del hielo.Y pienso que el auditorio ve la diferencia; que los patinadores no sólo hacen unos pasos o algunos movimientos, sino que ellos se mueven como verdaderos bailarines. Y estudio la personalidad de cada patinador porque ellos son completamente diferentes.

Y algunos de ellos son difíciles de imaginar patinando un programa con un " estilo español"

Los admiradores del patinaje siempre son críticos. Ellos ven a Brian Joubert, que es más bien un patinador atlético y ellos inmediatamente dicen: "no, no, él no puede hacer esto". Pero no es verdad. Pienso que un coreógrafo bueno es el que puede identificar el estilo de cada patinador, y luego crear un programa flamenco, o algo más porque también hago otros estilos, expresamente adecuados para su personalidad. Esto es lo que hace a un buen coreógrafo . No esos quiénes crean pasos , movimientos de brazo y posiciones, pero hacen la misma cosa para todos los patinadores. Usted tiene que conocer al patinador: su personalidad, su estilo del movimiento, su capacidad y luego crean la coreografía correcta para él.


¿Cómo tiene usted tiempo para llegar a conocerles a ellos y su personalidad? Usted sólo pasó unos días con Jeremy en USA...

Con Jeremy yo le conocí a partir del primer día pero yo también le había visto patinar antes. El primer día pasamos aproximadamente cuatro horas en el estudio y yo le enseñaba muchos movimientos flamencos. Mi flamenco es muy contemporáneo, como usted vio en mi espectáculo. No es un flamenco puro, y hay muchos estilos de baile diferentes en ello. En sólo una hora puedo entender ya mucho sobre el patinador, porque la personalidad entera del patinador se refleja en sus movimientos. Ocurre lo mismo con bailarines; su personalidad se plasma en la forma de bailar, siempre.

Por los movimientos de Jeremy , yo no diría que es una persona apasionada

¡Usted lo verá en su nuevo programa! (risas)

Por ejemplo, con Brian, él es más viril en el hielo, él es fuerte. Esto hace mi tarea más fácil porque los hombres flamencos siempre son muy varoniles y masculinos. Pero es más difícil para él trabajar los movimientos. Jeremy es más dúctil, más fluido. Para él es más difícil ser fuerte, pero por otra parte él es capaz de hacer la coreografía más compleja, tiene movimientos muy diferentes, con movimientos contemporáneos. Para él hice una coreografía muy rica en movimientos, mientras para Brian hice algo más simple, pero más fuerte. Entonces ellos son patinadores completamente diferentes y tengo que saber reaccionar a cada patinador. Por ejemplo, cuando creé el flamenco para Lambiel; él era muy fuerte artísticamente; él es un bailarín muy bueno. Traté de cambiar su estilo para que fuera más masculino. Era una visión diferente, porque él normalmente mostraba programas más clásicos. Cada patinador es un mundo diferente.

¿Ha rechazado alguna vez usted a un patinador porque usted creyó que su estilo de baile no le conviene?

No, nunca. Puedo hacer muchas cosas. Soy un coreógrafo, no sólo un coreógrafo flamenco. El flamenco es mi primera lengua, pero desde los 5 años he estudiado baile clásico y baile contemporáneo.


Pienso que sé lo que falla en el mundo de patinaje. A causa de todas las reglas y exigencias técnicas, como saltos y vueltas, siempre olvidamos lo que es el más importante en el patinaje; la personalidad de los patinadores. Al final es la personalidad lo que el auditorio recuerda. Si usted comprueba qué patinadores son realmente el querido y recordados en el mundo de patinaje, éstos son los patinadores con personalidad. ¿Por qué recuerda la gente el programa flamenco de Anissina y Peizerat? ¡A causa de la coreografía, sí, pero sobre todo debido a sus personalidades! La gente recordará Stéphane Lambiel por su personalidad también. Para mí esto es la cosa más importante. Alguien puede ser un patinador asombroso, que puede brincar y todo lo demas, pero la gente de final recordarán como él actuó sobre el hielo, el modo que él se movió, sus sentimientos, sus trajes, su música.

¿Y con su coreografía usted ayuda a mostrar esta personalidad?

Sí. Trato de ayudar a cada patinador a desarrollar las emociones dentro de él. Siempre comienzo con movimientos. Movimientos, movimientos, movimientos. Durante el tercer día comienzo a influir en las emociones. Cada movimiento debe tener una emoción, los movimientos sin emociones no son nada. Pero las emociones sin la técnica no son nada tampoco, ha de ser un conjunto.


Por lo general me encuentro con mis patinadores dos o tres veces durante la temporada. Mi coreografía es compleja y es muy difícil para ellos asimilar todos los movimientos inmediatamente. Tanto con Jeremy como con Brian, trabajaré con ellos otra vez en agosto y tal vez también justo antes del principio de las competiciones.

¿Usted sigue "sus programas" durante la temporada competitiva?

Siempre. Siempre trato de ir a las competiciones con los patinadores, pero a veces estoy ocupado con mi compañía de baile. Pero cuando puedo yo siempre trato de estar con ellos durante la competición porque pienso que es muy importante verlos competir. Es completamente diferente [de la formación]. Y trato de ayudarles aunque yo sea un bailarín y el baile es un mundo diferente, pero sé lo que es estar sobre el escenario.

Esta temporada usted trabaja con Jeremy y Brian, que son rivales. Ellos usarán los programas que usted ha creado y lucharan por las mismas medallas y colocaciones.

Sí, lo sé. Pero antes de que yo diga "sí" a los patinadores que quieren trabajar conmigo, compruebo que tipo de patinadores on. Si ellos son muy similares, no aceptaré, o tal vez elegiré sólo uno. Pero hay una diferencia enorme en el patinaje y en el estilo de Jeremy y Brian. Entonces sé que los programas serán completamente diferentes aunque obviamente usted vea mi toque. Sé que ellos competirán el uno contra el otro y ayudaré a ambos. Porque ellos son diferentes, ellos mostrarán coreografías diferentes entonces la gente no dirá: "ah, no sabemos a quien elegir, ellos son exactamente lo mismo." Y a propósito, por casualidad , ellos hacen el programa corto conmigo y el programa largo con David Wilson.


Este año también trabajo con dos equipos de baile de francés: Pechalat/Bourzat y Carron/Jones. Ellos todavía son jóvenes pero ellos serán muy buenos. Hace un mes fui a Moscú durante una semana y trabajé con Nathalie y Fabian en el vals y el tango, que ellos mezclan para un Baile Corto. La coreografía para el tango será muy potente. Zhulin estaba allí también y él era feliz con mi trabajo con ellos.


Con Pernelle y Lloyd trabajamos en Lyon. Trabajo mucho en Lyon con Romain Haguenauer y Muriel Boucher-Zazoui. Para ellos creé una versión muy diferente de una canción de rock famosa mezclada con una pieza de orquesta famosa.

¿Elige usted la música para los programas o la traen los patinadores?

Para Stéphane elegí todas las piezas de música. Algunos de ellos fueron usados en mis espectáculos. La música de Jeremy también es de uno de mis espectáculos. Para Brian es Malagueña, una versión muy diferente con guitarras metálicas, muy fuertes. Él me mostró la música y preguntó mi opinión, y me gustó esto. Entonces Brian eligió su propia música.

En su espectáculo parece que los trajes son parte de la coreografía, como las faldas muy largas y vestidos con transformadores. ¿Trae usted sus ideas de trajes a los patinadores?

Creo muchos de los trajes. Stéphane hizo hacer sus trajes en Madrid, con mi diseñador. A Jeremy y Brian le han sido ofrecidos diseños de Madrid también, pero tienen que decidirse aún. Por supuesto los trajes son muy importantes. No puedo coreografiar y no preocuparme por los trajes. Todos deben estar en el mismo paquete. No soy la clase de coreógrafo que viene, hace la coreografía y se va, no. Me gusta venir, hablar sobre la música, trajes, estilo de pelo, sobre todo. Si comienzo el trabajo me gusta ver los resultados y mejorarlos.

La coreografia en patinaje es limitada, usted tiene poco control del movimientos de pierna, y usted no tiene aquellos pasos flamencos importantes ¿ Todavía hay ventajas en el patinaje por lo general que usted no tiene en el baile?

Por supuesto, la posibilidad de la velocidad, no lo tenemos. La posibilidad de girar; el bailarín que puede hacer siete piruetas se considera un bailarín asombroso. En el patinaje es completamente diferente. Para mí es una ventaja, porque puedo poner un poco de movimiento lento interesante en los brazos durante los giros. También puedo poner saltos en los programas.


En España soy conocido como un coreógrafo que usa mucho los brazos. Normalmente, en el mundo de flamenco se concentran más en la coreografía los pies. Pero como usted vió en mi espectáculo; uso los brazos, la cabeza. Por supuesto el trabajo que hago con el patinador es sobre todo con el cuerpo superior, pero también trato de hacer pasos similares para bailar. Evidentemente no es lo mismo, pero trato al menos de poner la misma energía en los pasos, la misma intensidad.

¿Usted patina?

Sí, pero no mucho, no quiero arriesgarme. Es muy peligroso para mí como bailarín y tenemos que tener cuidado. Entonces nunca me puse los patines cuando yo coreografia, pero siempre estoy en el hielo con los patinadores.


Saber como patinar debería darle un mejor entendimiento sobre los movimientos en el hielo y la complejidad de patinaje.

Correcto. Los patinadores, antes de que ellos trabajen conmigo, a menudo tienen algo de miedo porque no soy patinador. Pero siempre digo: tengo un "vision como bailarin". Trabajo con patinadores de alto nivel y pienso, que no necesitan a un patinador para mostrarles la coreografía. Esta es mi opinión. Ellos progresarán mucho mejor con un verdadero bailarín, un verdadero coreógrafo de baile. Hay coreógrafos-patinadores asombrosos, por supuesto. No quiero decir que ellos no lo sean... Pero ellos siempre verán la coreografía con la “ vision de un patinador". Ellos siempre pondrán el movimiento según los pasos de patinaje. Ellos siempre pensarán:" Esto es un paso muy difícil, entonces no puedo poner algo difícil para los brazo", mientras yo siempre tomo aquel riesgo. Por ejemplo, cuando veo una secuencia de paso, pienso en la parte superior del cuerpo y añado los movimientos que haría un verdadero bailarín. Es muy difícil para un patinador, porque debe haber mucha coordinación entre los brazos . Pero el resultado siempre será: ¡" Wow, él es un bailarín en el hielo

¡Pero esto podría hacer un programa imposible de patinar!

Al final es posible. Empujo mucho y también hablo mucho con los patinadores para hacerles creer en ellos. Y para ir , avanzar y avanzar hacia movimientos más difíciles. Pienso que esto puede traer una evolución al patinaje. Si tenemos reglas, las mismas reglas para cada patinador, los mismos saltos para cada patinador, al final ellos veran copias. Y pienso que es importante tener diversidad: en patinadores, en coreografía, en movimientos, para enriquecer el mundo de patinaje. ¡Esto es para lo qué yo trabajo!


Pero tengo algunas dificultades, como el equipo del patinador, ellos siempre luchan conmigo porque exigo cada vez más. Y ellos piensan en saltos. Es razonable, lo entiendo. Pero también pienso que algo se ha de hacer. Esto depende mucho del patinador y de su opinión también. Stéphane, por ejemplo, es alguien que está muy interesado en el arte, en teatro, cine, trajes, todo, entonces esto ayuda al coreógrafo. Pero por lo general cuando me dirijo a entrenadores su reacción es: ¡" ah, esto es muy difícil!" OKEY, es difícil, pero intentémoslo un momento y antes de la competición, si usted decide que es demasiado difícil, usted puede sacarlo.

El flamenco de Stéphane nunca fue patinado limpio. Ahora Jeremy Abbott escribe en su twitter que este será el programa más difícil que ha hecho alguna vez y que él reza para poder terminarlo.

Si siempre nos quedamos el mismo nivel, no cambiaremos nada en el patinaje. Para mejorar las cosas, debemos comenzar, poco a poco con los patinadores , añadir más energía de movimiento y en el lenguaje del movimiento, y al final el patinaje cambiará. La gente irá para ver los elementos técnicos, por supuesto el cuádruple, 3Axel etc., pero también la personalidad, la coreografía, cosas que tocan, música con movimientos y emociones en ello. ¿Por qué el flamenco de Steph emocionó a la gente? ¡Por que él hablaba con sus movimientos!

Usted parece muy apasionado sobre el patinaje y su futuro. ¿Le gustaba patinar antes de que usted comenzara a trabajar en este campo?

Sí, siempre. Yo siempre amaba patinar pero yo siempre sentía que había que faltaba. Es un deporte asombroso, es muy difícil, muy técnico, pero algo todavía fallaba. Los patinadores patinan la música, ellos tienen un tema, ellos hablan sobre algo y ellos deberían desarrollarla. Ellos realmente tienen que mostrar el lado artístico del patinaje. Sé que es muy difícil, pero pienso que es posible.


¿Tal vez usted debería abrir una escuela para patinadores? Según lo que usted dice, usted sólo cambia a aquellos que le piden su ayuda.


Mi mundo ahora mismo es un mundo de baile, entonces no soy sólo un coreógrafo para el patinaje. Si yo decidiera ser sólo un coreógrafo de patinaje, yo amaría abrir una escuela. Yo haría a los patinadores entender que ellos tienen que tomar clases de ballet desde el principio, como hacen patinadores rusos . El ballet está bien para el cuerpo, para la presentación; ¡es muy importante! Y usted puede ver inmediatamente si un patinador tomó clases de ballet o no, es muy evidente. Pienso que es una cultura, un modo de dar clases a partir del principio.

Pero no quiero decir que tengo que abrir una nueva escuela para patinadores, no, sólo trato de hacer todo lo posible y pongo mi corazón en cada programa, desde el principio hasta el final, siempre. Pienso mucho en el patinador y por lo general desarrollo una relación muy buena con los patinadores con los que trabajo. Pienso que es muy importante hacerlos sentir que ellos pueden hacerlo. Es el trabajo difícil, porque muchos patinadores son rodeados por reglas, expectativas, medallas …


Tome a Brian, por ejemplo. Para mí el cronometraje para trabajar con él era perfecto, porque él comenzó a hacerse más abierto. Yo estaba realmente, realmente feliz con su trabajo. Estábamos en el estudio aproximadamente dos horas por día, y él escuchaba, escucha, e intentaba, e intentaba. ¡Asombroso! Fue una buena experiencia .

Hay patinadores españoles prometedores jóvenes, Sonia Lafuente y Javier Fernández. ¿Los ha mirado usted patinar?

Sí, por supuesto. Soy muy feliz que ellos mejoran tanto. Pienso que esto puede significar algo, ellos pueden cambiar el patinaje en España. Y soy feliz sobre esto ya que el patinaje no es muy popular en España. La base fuerte fallaba, pero ahora ha comenzando a cambiar..

¿Consideraría usted ayudar a alguno de ellos con la coreografía?

Desde el principio yo tenía una posibilidad de trabajar con patinadores de élite; este es el modo en que trabajo. Pero por supuesto si ellos me preguntan, hablaré con ellos; no estoy cerrado a esta opción.

De Israel vuela a Japón a coreografiar un espectáculo de patinaje. Usted ha sido coreografo de espectáculos de patinaje en Japón antes también, como "Campeones en el Hielo". ¿Hace espectaculos de hielo frecuentemente en Japon?

Por lo general sí,en Japón. Mi gerente trabajó en espectáculos para Japón, entonces comencé a trabajar con él allí. Y ahora los productores japoneses a menudo se ponen en contacto conmigo y quieren trabajar conmigo. Hay muchos espectáculos de patinaje en los EE.UU también, pero todos ellos tienen un formato muy similar y estilo. En Japón puedo intentar cosas diferentes, puedo tomar riesgos, puedo hacer a los patinadores bailar mucho. Están más abierto.

¿Se parecerá esto a su "Carmen en el Hielo", con un argumento que se desarrolla durante todo el espectáculo ?

No, voy a coreografiar la apertura y el cierre del espectáculo. Habrá cantantes japoneses que son muy famosos en Japón, y crearé programas de sus canciones. Planeo hacer algo muy teatral, muy nuevo, con sillas en el hielo, algo como "Chicago".

Hablamos mucho del lado artístico del patinaje, pero el patinaje artístico todavía es un deporte. Siempre hay esta discusión: ¿qué es más importante en el patinaje artístico – las "transiciones", que es parte de su del trabajo, o los saltos?

Siempre digo que la solución perfecta consistiría en que el patinador hiciera dos programas; uno con elementos sólo técnicos y otro con un lado más artístico. Sería perfecto. Ambas cosas son importantes. Por supuesto los saltos son importantes pero la gente siempre recordará al artista. Seguro que ellos recordarán los cuatrillizos, pero cuando ustedes tenga 60 años usted recordará algo que le emocionó , el sentimiento, el movimiento, la música, el traje...

No hay comentarios: