27 nov. 2011

Javier Fernández vuelve a hacer historia


Algunas personas están llamadas a las cosas importante, y cuando vemos la evolución que Javier Fernández ha tenido en los últimos años, la sensación que tenemos todos los aficionados al patinaje artístico, es simple.... ¿lo hará? No. Ya lo está haciendo.

Tras su medalla de plata en el Skate Canada al comienzo de la temporada, las alarmas en el panorama internacional saltaron y nuestras ilusiones subían como la espuma. Miedo nos daba pensar que todo pudiera ser fruto de la casualidad, pero no. Javi este fin de semana se enfrentaba a uno de los momentos con más presión en los últimos meses, hacerse con una plaza histórica para un patinador español en la Final del Grand Prix, esa Final que hemos visto durante años en la que sólo los mejores han conseguido hacerse un hueco, esa Final a la que sólo están llamado los mejores patinadores del circuito, y esta vez, es él, es un español es que se ha logrado con su sudor y su sacrificio un hueco entre los más grandes. Y es que, la  palabra "histórica" al hablar de Javi, ya se ha convertido en obligatoria, viendo sus resultados.

Este fin de semana, en la Copa Rusia, las gradas del pabellón se llenaban de manera asombrosa de banderas españolas, y de un público local que se ha declarado fan de un español sobre el hielo, y eso, dejadme decirlo, creo que ya es todo un logro. Tras colocarse cuarto en su programa corto, la idea del podium era muy pero que muy real, y la posibilidad del hueco en la Final del próximo mes, estaba prácticamente al alcance de su mano.  Tenía que salir al hielo y tirar de clase, y eso es justo lo que hizo, pese a perder algunos puntos en la parte central del programa, Javi no pudo brillar más en su programa, sobre todo al abrir su ejercicio con dos impresionantes 4 Toe Loop y 4 Salchow, dignos de enmarcar en un manual de "cómo hacer un quad".

Finalmente, estuvo a 0,03 puntos de hacerse con el oro, pero esta plata hoy sabe a la mejor de las victorias. Una vez soñamos con ver la bandera española en lo más alto de un podium internacional dentro de una gran competición. Hoy mas que nunca, creo que ese día, está cada vez más cerca. La victoria fue para el japonés Yuzuru Hanyu (aunque honestamente, creo que Javi se mereció más la primera posición) y el podium lo cerró el estadounidense Jeremy Abbot, que no tuvo un gran programa largo.


Desde aquí, solo dar a este talento las GRACIAS, por regalarnos estos momentos a todos los aficionados, y por hacernos creer que nosotros, también podemos.



1 comentario:

Annie dijo...

ES EL MEJOR DEL MUNDO, Y PRONTO LO VEREMOS EL EUROPEO Y MUNDIAL QUE TIEMBLE PLUSHENKO Y JOUBERT QUE LLEGA EL HURACAN ESPAÑOL.