17 feb. 2010

Programa corto de chicos (Grupos 1,2,3 y 4 ). Javier Fernández nos hace soñar en Vancouver



La noche prometía estar llena de sorpresas, pero estoy convencida de que nadie esperaba ver tantas, y tan decisivas. A lo largo de la competición fuimos teniendo una de cal, y otra de arena.

El primer grupo a priori parecía ser discreto, y así fue de no ser por la maravillosa actuación de un novato, el francés Florent Amodio disputaba su primera cita Olímpica, Amodio, recién llegado de la categoría Junior, se hizo con la plaza para los Juegos tras derrotar en los nacionales a veteranos como Alban Preaubert y Yannick Ponseró. Con 75,35 puntos, se impuso en la zona media de la tabla terminando en el 11º puesto.

Llegaba el segundo grupo, de nuevo, y tal y como pasó en la categoría de parejas, el ranking hacía salir al ruso Evgeni Plushenko en el décimo lugar. Hasta él, hubo que esperar a que pasara todo su grupo. El público comenzaba a animarse cuando el primero de los canadienses Vaughn Chipeur salía a la pista, era el primer anfitrión y eso se notaba, el ambiente iba cogiendo fuerza, pero Chipeur no controló los nervios y falló en la secuencia de pasos, aún así pareció salir contento. Después llegó el turno del ruso, el vigente campeón de Olímpico pisó el hielo con una concentración total y con unos primeros cuarenta segundos de una técnica increíble, comenzó con la combinación 4-3, después el 3 Axel ( con un aterrizaje un tanto extraño) y un 3 Lutz perfecto. El resto del programa correspondía a la parte artística, y ahí me haré eco de la frase del comentarista de Eurosport Británico : “ no tiene nada que ver con la música... pero bueno, es Plushenko”... pues lo dicho, nada más que añadir. Obtuvo en total de 90,85 puntos ( menos que en el Europeo de Tallin) y se impuso hasta el final en la primera posición.

Era el momento del pase de máquinas, los nervios y la espera para todos los españoles se hacían casi insoportables, teníamos una cita con la “historia “ olímpica de este deporte. Javier Fernández estaba en pista, y a más de uno casi se nos sale en corazón por la boca, y eso que aún faltaban por patinar todos los componentes del grupo 3. Mientras esperábamos, otra de las sorpresas a seguir en un futuro, el segundo ruso Artem Borodulin llegaba a Vancouver tras ganarle la plaza a Sergei Voronov. Muchos teníamos dudas sobre si la federación rusa tendría que lamentar esta decisión, pero a cada uno lo suyo, el chico ayer demostró tener la escuela rusa en las venas. Con unos saltos muy seguros y una fantástica secuencia de pasos final, el ruso se metió al público en el bolsillo y obtuvo una gran puntuación para un debutante con 72,24 puntos y una 13ª posición.

Se acercaba el momento, después del alemán Stefan Lindemann, que obtuvo 68,40 puntos, llegaba el turno de Javier. Si os soy sincera, esta mañana he tenido que ver el programa de nuevo, porque ayer con los nervios ni siquiera era capaz de disfrutar del ejercicio. Con su nueva música de James Bond, comenzó con un espectacular 3 Axel, de esos de los que podríamos llamar “de libro”, después venía el momento de la combinación 3-3, donde no pudo aguantar la salida del segundo salto y tuvo que apoyar la mano ( seguro que en ese instante más de uno dejó de respirar). Continuó con un 3 Flip y con dos grandes secuencias de pasos. El trabajo estaba hecho, Javi sonreía y su paso a la final ya era un hecho. Con una puntuación de 68,69 obtenía una 16ª posición que a todos nos supo a gloria.

Y ya llevábamos la mitad de la competición. Faltaban otros tres grupos y cada cuál era mejor. La emoción iba en aumento cuando salían a la pista los del grupo 4. era el turno de otro de los nuevos, Denis Ten de Kazajstán, con tan sólo 16 años venía a demostrar que la calidad que nos deslumbró a todos en el Mundial de Los Ángeles el pasado año, no fue fruto de la casualidad. Patinó muy dinámico, con un saber estar increíble y con mucha soltura. Su ejecución en los elementos era tan sencilla, que solo puedo añadir una palabra... IMPECABLE. Finalmente, obtuvo 76,24 puntos y un 10º puesto.

Tras Denis Ten, era el tuno del primero de los japoneses, Daisuke Takahashi volvía tras una lesión en los ligamentos de su rodilla que le ha mantenido apartado de la competición desde la temporada 2008. volvía con más ganas que nunca, y no dejó lugar a dudas. Su vuelta al hielo fue muy dura, pero no ha perdido el tiempo, un impresionante técnico y artístico le hicieron poner en peligro al dominante Plushenko. Patinó con garra, fuerza y con mucho, mucho coraje. Para el delirio del público, Takahashi se ponía en segunda posición a tan solo 6 décimas del ruso (90,25 puntos). Finalmente, terminó tercero.

Después de Adrian Shultheiss, de Suecia que arriesgó con el cuádruple en su combinación (aunque la dejó en 4-1) y un programa que le valió 63,13 puntos, llegaba otro de los grandes momentos. En el hielo, el subcampeón de Europa, el suizo Stephane Lambiel. Los cencerros de los suizos comenzaron a sonar, el ambiente en el Pacific Coliseum era insuperable y Lambiel se dispuso a hacer su programa corto. Si a estas alturas de la función, alguien aún tiene dudas de cuál es el significado de las palabras “patinaje artístico”, señoras y señores, tengo el placer de presentarles al señor Stephane Lambiel. El subcampeón olímpico en Turín, comenzaba con un 2 Axel que perjudicaría en su nota técnica (no por gusto, sino por obligación , ya que su lesión le impide realizar este elemento con seguridad), después su combinación ( en la que tuvo algún problema para enlazar los dos saltos) y finalmente el 3 Flip. Hablar de piruetas y secuencias de pasos, es volver a repetir su nombre, así que tras finalizar el programa sólo me queda decir “ sí señor, muy buen trabajo”. Con 84,85 puntos, Lambiel llega al programa libre en 5ª posición y dispuesto a escalar posiciones a fuerza de arte.

El cuarto grupo lo cerraba Nobunari Oda, el japonés tiró de unos nervios de acero y de una seguridad que casi asustaba. Me pregunto si por las venas de este chico corre sangre o hielo... qué templanza. En su contra he de decir, que al menos a una servidora, el japonés no me engancha a la pantalla. Pero una cosa por la otra, con 84,85 puntos se ponía por delante del suizo. La batalla en el libre, será de infarto.
Evgeni Plushenko:

video

Javier Fernández:

video

2 comentarios:

Irene dijo...

"CAPTAIN WE TRUST YOU"

Tranquilidad Traviata salvará el resultado de las Olimpiadas

Anónimo dijo...

El "Pirata Fernández" va a sacar un buen botín esta noche!!!