19 feb. 2010

Final de chicos: grupos 1 y 2 . ¡ORGULLO ESPAÑOL!



Ayer se celebró la final masculina de patinaje artístico en el Pacific Coliseum de Vancouver. La noche se prometía emocionante e interesante, y es que pese a todo, al fin y al cabo estábamos viviendo una final olímpica, y eso, por alguna razón y otra, es siempre algo especial. Los 24 mejores de los 30 patinadores del martes tenían mucho trabajo que hacer por delante.


De este modo, y con todo un Campeón de Europa en pista, el checo Tomas Verner era el encargado de abrir la competición más esperada por todos. Tras un programa corto de los de olvidar, Verner se lanzó a por su programa de "El Padrino". Había poco que hacer, y todo cuando realizara debía ser por su propio bienestar. Comenzó con un magnífico 4 Toe-Loop (eso era poner el listón alto, nada más empezar la noche, aunque no pudiera combinarlo con el 3 Toe-Loop que tenía previsto), luego vendría el 3Axel con recepción a dos pies, y a partir de ahí... de nuevo los nervios privaban al checo de salir airoso. La combinación 3Axel-2Toe se quedó en Axel sencillo, aunque después intentó arreglarlo, una inesperada caía en la secuencia de pasos confirmó lo que muchos pensábamos: hoy no tampoco era su día. Se le veía nervioso, demasiado serio y falto de concentración. Una auténtica pena y un Tomas Verner deseoso de terminar. Terminó con 184,74 puntos, que le llevaron finalmente a la 19ª posición.

Tras Paolo Bacchini (ITA) y Viktor Pfeifer (AUS), 20º y 21º respectivamente en la general, salía el primer canadiense a la pista, Vaughn Chipeur salía al hielo dispuesto a ganarse a su público, pero lo cierto es que por mucha entrega que el público le pusiera, el canadiense estaba demasiado nervioso y fue acumulando fallos que le llevaron hasta 23ª posición con 170,92 puntos en total. Después saldría Anton Kovaleski, de Ucrania... sólo habían salido al hielo 5 patinadores y yo ya me preguntaba qué se les pasa a algunos por la cabeza para elegir determinadas músicas para sus programas ( si a mí se me hacía pesado escuchar algunas canciones tan una sólo vez, no quiero ni imaginar lo que debe ser oírlas una y otra vez en los entrenamientos). El ucraniano que comenzó con un 3Axel que le fue degradado (-1,12 de la nota base) empezó a acumular errores y hasta un total de 3 caídas. Finalmente obtuvo un total de 165,90 puntos y la 24ª posición.

Llegaba el turno de Adrian Sultheiss, el sueco, que no deja indiferente a nadie con la originalidad de sus programas (a veces un tanto excéntricos como en este caso), fue el encargado de ganarse al público con el primer programa limpio de la noche y con el primer registro que llegaba a los 200 en la puntuación. Con un total de 200,44, conseguía una 15ª posición final.

Pase de máquinas y de nuevo, los nervios que vivimos la madrugada del martes volvían a repetirse. Era el turno del segundo grupo y a muchos se nos hacía extremadamente duro e incomprensible encontrarnos con campeones como Brian Joubert, Samuel Contesti o Jeremy Aboott, pero lo mejor, sin duda alguna era ver nuestra bandera situada entre los 16 primeros.

Abría grupo el veterano Stefan Lindemann de Alemania. Comenzaba con un 3 Flip que no pudo combinar, pero lo cierto es que poco podía hacer. Lindemann no asistió a los entrenamientos de la mañana acusando fuertes dolores en la espalda, y realmente ese dolor se reflejaba en su cara. Con un programa técnico muy bajo, el alemán tiró de clase y amor propio y defendió su ejercicio lo mejor que pudo, a eso.... yo le llamo amor propio, dio hasta el último aliento por la que sin duda será una de sus últimas actuaciones en competición, pero estábamos en una final olímpica, y pese al dolor, tenía que intentarlo. Con 171,98 se colocó en la 22ª plata.

Seguíamos con uno de los debutantes en unos juegos, el ruso Artem Borodulin tenía que demostrar que el buen resultado del corto no era más que el principio de una gran carrera, y ¡vaya si lo hizo!, patinó muy seguro y a gran velocidad, comenzaba con una combinación 3Axel-3Toe , y después recital de triples, pasos y piruetas. Pese a que el programa tuvo sin pequeños fallos y no fue perfecto, fue sin duda un gran estreno para el futuro de Rusia. Consiguió 210,16 puntos en la general y alcanzó la 13ª posición.

Después del ruso, el estadounidense Jeremy Abbott salió dispuesto a salvar los muebles tras su decepcionante programa corto. Quizás demasiadas expectativas para un Abbot que pese a tener talento de sobra, no tuvo una gran competición. Se le echaba en falta la fuerza y la chispa con la que nos ha enganchado en otras ocasiones. De nuevo, otro tema musical, que en mi humilde opinión, le perjudicaba más que ayudarle. Al final tuvo que conformarse con 149,56 puntos, 218,96 en general y un 9º puesto final.

Y por fin algo entretenido y esperado, el programa del italiano Samuel Contesti que consiguió despertar al público pese a los fallos. Comenzó con el 3-Axel que no pudo combinar, y siguió con el 3 Flip y el 3 Lutz, cuando el programa iba cogiendo fuerza, llegaron las dudas. Aterrizaba mal en segundo 3Axel con el que casi se cae y los nervios se hicieron presentes. Aún así, el público le apoyó durante el programa (especialmente en la parte final) y consiguió 187,50 puntos y una discreta 18ª posición.

Décimo patinador en pista, y no era otro que Javier Fernández, nuestro Jack Sparrow personal nos hacía temblar de la emoción, el corazón se nos salía del pecho y las ganas de ver a Javier haciendo lo que mejor sabe se hacían cada vez más grandes. Los nervios del calentamiento (donde no le fue del todo bien que esperaba) le hicieron salir a la pista más tenso de lo normal. Comenzaba con el 4 Toe-Loop, y pese a estar prácticamente hecho, no pudo evitar la caída, seguía con un 3Axel de los suyos y con el 3Lutz para llegar a mi parte favorita del programa, secuencia de pasos en círculo que despertó los aplausos y carcajadas del público ante una interpretación que bien le valió un 7,60 en la nota artística. Terminaba con 2 piruetas que se hicieron eternas… puede que él, como gran campeón que es no terminara satisfecho con el trabajo, pero no se imagina la sensación de orgullo y felicidad que nos invadía a todos el verle detrás de los oros olímpicos. Los jueces le dieron un total de 206,68 puntos y una posición 14ª, que más que nunca nos supo a una gran victoria. Al terminar el programa, declaraba : "La verdad es que salí al hielo muy nervioso, porque en el calentamiento previo me había salido todo fatal, me caí intentando hacer el cuádruple, y eso me puso muy nervioso", explicó."He disfrutado cada momento de estos Juegos. Estoy muy contento con lo que he hecho, porque son mis primeros, y mi objetivo era estar en la final, que es lo que he hecho".

Casi sin haber podido coger aire ya teníamos en el hielo al francés Brian Joubert, qué duro se hacía verle salir tan pronto. Con todas sus aspiraciones tiradas al suelo tras el programa corto, Joubert sólo podía defender su largo e intentar acallar comentarios y críticas duras e injustas. Salía sonriendo pero está claro que los Juegos no son su competición, tras una caída en el 4 Toe-loop que le dejó tocado, siguió con el resto de su programa, brilló en las secuencias de pasos y realizó hasta un total de 7 triples más, pero no fue suficiente para remontar, y tuvo que quedarse con 200,22 puntos y una 16ª posición… sin duda, muy lejos de rozar si quiera su sueño.
Javier Fernández:

No hay comentarios: